A+ A A-
EnglishEspañol
Viernes, 24 Octubre 2014 07:32
Valora este artículo
(0 votos)

Ecoscint, innovación aplicada a la terapia

En Hartbiomedica nos ocupamos del desarrollo y distribución de instrumentos de laboratorio, equipos para hospitales y centros de salud o instituciones académicas: ecoscint y líquidos de centelleo, equipos de ondas de choque, radioisótopos, productos de histología… nuestra empresa trata, desde hace décadas, de estar al tanto de todos los avances que tienen lugar en nuestro segmento de actividad y, en este sentido, irlos incorporando a nuestro catálogo de productos.

Los centelleadores como ecoscint, se emplean fundamentalmente para la detección y evaluación de niveles de radioactividad. En este sentido, ayudan a identificar radioisótopos emisores beta puro con una gran eficiencia.

Las partículas Beta son electrones resultantes de un proceso de desintegración beta, a partir del cual un nucleido emite una de estas partículas en balance del equilibrio de protones y neutrones del núcleo atómico. En el campo de la medicina y los análisis en laboratorio, estos elementos proporcionan a los profesionales interesantes datos.

Aplicaciones y usos

 

En el segmento de la medicina nuclear terapéutica, la utilización de los nucleidos emisores de energía beta es especialmente útil ya que estos se imbrican e interactúan de manera rápida con los tejidos y materia, por lo que pueden generar cambios en el terreno molecular. En función de su carga energética pueden integrarse ligeramente en algunos tejidos blandos, e incluso en soluciones acuosas.

Ya sea de manera autónoma o en combinación, pueden actuar en un órgano determinado, por lo que en el sector de la radioterapia cuentan con grandes posibilidades.

Una de las aplicaciones de la medicina nuclear tiene que ver con los tratamientos paliativos frente a dolores óseos. Los expertos determinan que una terapia con nucleidos, sea cual sea su rango de aplicación, tiene que cumplir con una serie de características: mínima toxicidad, plenamente eficaz en su aplicación en un contexto clínico, que no presente efectos secundarios, combinable con otras terapias a largo plazo…

En general, se puede hablar verdaderamente del comienzo de la medicina nuclear en el año 1946. Es entonces cuando se construye el primer equipo de reacción-producción de nucleidos. Apenas un lustro después, se desarrolló el primer cristal de centelleo de yoduro sódico. A principios de los 50 se empezaron a implantar los primeros equipos especializados en medicina nuclear de España.

Si necesitas hacerte con líquidos de centelleo y ecoscint, equipos de protección radiológica de material o toda clase de instrumentos de laboratorio sólo tienes que ponerte en contacto con nosotros. Te atenderemos de manera personalizada.

Modificado por última vez en Viernes, 24 Octubre 2014 07:48

CATEGORÍAS

CALENDARIO

« Noviembre 2017 »
Lun Mar Mier Jue Vie Sáb Dom
    1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30      

Aviso Legal     |     HartBiomédica©2012     |     Contacto

Siguenos en Twitter

Web site Powered by logo_skinpixel